Salsa de tomate en conserva

Receta de salsa de tomate

Hoy vamos a hacer una salsa de tomate con pimiento y cebolla, pero la vamos a hacer en conserva. Para ello lo primero que tenemos que hacer es esterilizar los frascos. Los frascos que vamos a utilizar pueden ser bien los habituales de las conservas industriales con tapón metálico de cierre hermético, o tarros de cierre mecánico, que incorporan una arandela de goma alrededor de la boca, lo que permite el cierre hermético y garantiza el cierre al vació.

El tarro debe estar lleno en la medida de lo posible. Debemos tomar la precaución de comprobar si los tarros están, efectivamente, al vacio. Para ello basta abrir la tapa, si se resiste el vacio está. Conviene prestar atención a la hora de abrir, el sonido que debe producirse es el tradicional “pop”. Si en su lugar escuchamos un sonido similar a un escape de presión, algo así como “pffff·” la conserva no estará buena.

Realización:

Ponemos la sartén al fuego con aceite, cuando esté un poco caliente añadimos la cebolla pelada y picada muy fina, damos unas vueltas, y echamos los pimientos picados muy finos y sin semillas. Dejamos todo a fuego lento y removemos con frecuencia hasta que la cebolla empiece a estar trasparente.

receta paso a paso de salsa de tomate

Escaldamos los tomates en agua hirviendo durante 15 o 20 segundos, los pasamos a agua fría y los pelamos, partimos y picamos finamente, eliminando las semillas. Añadimos el tomate a la sartén, mezclamos bien y dejamos cocer a fuego lento y tapado durante 45 minutos. Ponemos sal al gusto y azúcar para eliminar la acidez. Removemos y mantenemos otros 30 minutos.

Llenamos los tarros esterilizados y ponemos al baño María durante media hora. Una vez fríos es bueno etiquetar con la fecha que los hemos realizado para ir consumiendo los de fechas pasadas y no estos que nos aguantarán más.

Ingredientes
2 kgr de tomates
1 cebolla
1/2 kgr de pimientos
1 cucharada de azucar
Aceite de oliva
Sal

 

Cocino en mis ratos libres y me gusta compartirlo con todo el mundo. Mi lema es: "Una receta que no se comparte es una receta que muere".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *